LAS VEGAS, NEVADA (Expansión) – En materia de tecnología para el cuidado de la salud, limitarse a ofrecer wearables al mercado ya no es suficiente para las grandes empresas. Hoy, la tendencia es hacer que este tipo de dispositivos y sus aplicaciones ofrezcan al consumidor una experiencia personalizada que además le permita estar más cerca que nunca de los profesionales de la salud.

Así lo consideró Roy Jakobs, jefe de negocios para la salud personal de Philips, una firma cada vez más enfocada en este sector, en entrevista con Expansión.

“Se busca la personalización. La gente quiere obtener información y consejos verdaderamente relevantes para cada individuo. (…) por ello nos enfocamos mucho en los sensores que nos permiten obtener datos y convertirlos en tips para el usuario, con ayuda de expertos en cada materia”, explicó.

“Pero también vemos que quieren acceder a servicios desde los dispositivos y plataformas. Así, este año estamos apostando por pasar de ser una compañía enfocada en productos a una que verdaderamente ofrezca las soluciones que el público necesita. Para ello, conectamos al consumidor con médicos, hospitales, retailers y otras tecnológicas”, agregó.

En este sentido, la tecnológica de Ámsterdam, presentó en el Consumer Electronics Show (CES) 2019, sus novedades tanto en materia de wearables como de plataformas, y sus primeros esfuerzos dentro de las mismas para conectar al usuario con expertos.

Estas son algunas de las novedades que la firma presentó en el CES 2019:

Soluciones para el sueño

Sobre la base de la SmartSleep Deep Sleep Headband, presentada en el CES del año pasado, Philips desarrolló un todo un paquete de soluciones para el sueño que incluye, por ejemplo, una herramienta de análisis digital del descanso; la SmartSleep Snoring Relief Band, que detecta cuando el usuario ronca y lo incita a cambiar de posición para evitarlo, y el programa personalizado SmartSleep Better Sleep que ofrece consejos e información a la persona para mejorar sus hábitos del sueño a través de una app móvil.

 

Dentista a distancia

A los cepillos de dientes inteligentes de la marca se suma Sonicare, un servicio ya disponible en Estados Unidos. Este analiza los datos sobre la salud bucal de cada usuario y, en caso de ser necesario, conecta al mismo con un dentista para que pueda atender problemas y complicaciones. Además, con ayuda de comercios electrónicos como Amazon, esta plataforma es capaz de definir cuándo es hora de reemplazar el cabezal del cepillo y ordenarlo.

 

Apps de monitoreo

Philips también presentó mejoras a sus aplicaciones Cares, para el monitoreo de personas de la tercera edad, y Pregnancy +, dedicada al seguimiento del embarazo. La actualización mejora la experiencia del usuario y facilita el proceso para compartir información con familiares y personas de confianza. La de la segunda, en colaboración con Avent, agrega simulaciones interactivas en 3D sobre el desarrollo del bebé.

A pesar de que varias de éstas ya llegaron o llegarán a mercados como el estadounidense y el europeo, Philips asegura que no tardarán en llegar al resto del mundo. Sin embargo, Jakobs admitió que ya se enfrentan a dos grandes retos.

El primero es el de conocer y cumplir con las regulaciones locales de cada región o país, lo que puede implicar nuevas investigaciones, pruebas y el buscar permisos. El segundo es el de adecuar todo el contenido de sus plataformas a los mismos. La buena noticia es que, de acuerdo con Roy Jakobs, buscar y concretar alianzas tanto con especialistas de la salud como con retailers y tecnológicas no es un problema.

“Creo que hoy el ecosistema es más abierto que antes, ya que se ha dado cuenta de que tenemos que colaborar para ayudarnos los unos a los otros y en favor de la salud del público. En general, vemos que estas colaboraciones están despegando”, aseguró.

Finalmente, Jakobs recalcó que el objetivo de Philips para este año es convertirse en “el socio de confianza (de los consumidores) en lo que se refiere a salud para cada una de las etapas de su vida”.

Source link