NUEVA YORK (Expansión) –

Darle de comer a la gente ha resultado ser un negocio muy rentable para Uber. Ejecutivos de la app de movilidad explicaron que sus división UberEats, dedicada a la entrega de alimentos preparados de comercios o restaurantes, ha comenzado a obtener rentabilidad en varias de las 120 ciudades en las que opera globalmente.

La aplicación, que apenas cumplirá un año en México y en América Latina, ya opera en 12 ciudades con más de 7,000 restaurantes y cerca de 9,000 repartidores. A nivel global, UberEats opera en 29 países, 120 ciudades y gestiona alimentos de más de 65,000 restaurantes.

“Hace dos años, la idea de pedir comida con el toque de un botón y tenerla en menos de 35 minutos era casi imposible o complicado”, explicó Francisco Sordo, gerente regional en América Latina de Uber Eats.

Sordo explicó que si bien varias de las ciudades en la que el servicio funciona ya operan con números rentables, la región todavía se mantiene en fase de inversión con el objetivo de expandirse o crecer el servicio a nuevas ubicación o con nuevos restaurantes.

Está misma semana Jason Droege, vicepresidente de Uber Everything, la división bajo la cual opera Uber Eats, dijo al diario The New York Times que cerca de 27 ciudades de las más de 120 donde funciona la aplicación de entrega de comida operan con número negros.

Para Uber, el crecimiento de esta división de negocio funciona como un buen augurio para los inversionistas sobre la estabilidad financiera de la compañía durante los siguientes años. Particularmente, después de la llegada de Dara Khosrowshahi, como nuevo CEO de la firma y quien mantiene la fuerte intención de marcar la oferta inicial pública de Uber dentro de los siguientes 18 o 38 meses.

También lee: 40,00 choferes, el arma de Uber Eats en el mercado de comida a domicilio

UberEats también podría convertirse en la mina de oro de la compañía, al tener menores costos operativos que su negocio principal de transporte de personas. Al ser un empresa privada, Uber no está obligada a presentar sus estados de resultados financieros. Sin embargo, a finales de agosto la firma compartió con algunos de los inversionistas el estado financiero de Uber para el segundo trimestre de 2017. La cifras que fueron confirmadas por Uber, y publicadas inicialmente por medios especializados como Axios, afirman que los ingresos de la compañía muestran un crecimiento positivo.

De acuerdo con la información, Uber registró cerca de 8,700 millones de dólares generados por los viajes dentro de la plataforma, que representaron (luego de sustraer el pago que da a los conductores) alrededor de 1,700 millones de dólares en ingresos, 17% más que lo registrado en el mismo periodo pero del año anterior.

Aunque la firma, logró reducir las pérdidas netas. Los resultados muestran que Uber todavía está lejos de ser un negocio con rentabilidad. La firma registró pérdidas netas por 645 millones de dólares, 14% menos que los 708 millones de dólares en pérdidas que registró en el mismo periodo de 2016.

Pese a ello, Uber se mantiene como la startup privada más valiosa del mundo con una valuación cercana a los 70,000 millones de dólares. La compañía ya ha logrado levantar más de 10,000 millones de dólares en financiamiento.

La compañía todavía enfrenta problemas con diferentes uniones de taxistas, quejas de usuarios y gobiernos a nivel global que cuestionan la transparencia o legalidad de su operación.

Recientemente, el gobierno de Londres retiró la licencia de operación de Uber en la ciudad, como resultado de malas prácticas en el registro y revisión de antecedentes o reportes de ofensas criminales.

Justin Kintz, jefe de políticas y comunicaciones de Américas de Uber, dijo a Expansión que es un error pensar que Uber es una empresa que no quiere ser regalada y aseguró que la firma apelará la decisión de la Agencia de Transporte de Londres.

“Necesitamos trabajar con liderazgos que puedan reconocer que el debate va más allá de Uber va a reemplazar a los taxis. Nuestro trabajo es tratar de dar oportunidades laborales a las personas y al mismo tiempo ayudar a los gobiernos a reducir algunos de las problemáticas de movilidad más apremiantes de toda gran ciudad como contaminación, congestionamiento, costo u opciones de transporte”, dijo.

Restaurantes a la Uber

Para mantener el crecimiento de UberEats, Sordo mencionó que la firma estará integrando nuevas funciones en próximos meses en la región. La primera es una herramienta de administración conocida como Restaurant Manager, un software que le permitirá a los comercios obtener información y datos sobre el número de entregas, ventas y costos operativos.

La segunda es la posibilidad de comenzar a dotar a restaurantes con información sobre el comportamiento de los usuarios dentro de su zona de operación, con la finalidad de recomendarles operar en diferentes horarios o incluso preparar nuevos alimentos de acuerdo con el tipo de comida que la gente busca de forma más recurrente en la zona.

Source link