ntel se asoció con las autoparteras Mobileye y Delphi para desarrollar un automóvil autónomo con tecnología más barata que los vehículos que actualmente se desarrollan. 

Chips de Intel con capacidad para procesar 12 billones de operaciones por segundo irán al interior de automóviles autónomos que están siendo desarrollados por los proveedores de partes para autos Movileye y Delphi Automotive, informaron ambas compañías el lunes.
“Esto significa ponerse de verdad en vías de producción”, dijo a la prensa Glen De Vos, vicepresidente del área de Ingeniería de Delphi, en una presentación en Pittsburgh. “Estamos yendo más allá de solo hablar de tecnología. El diálogo sobre automatización está pasando de ‘¿Sucederá alguna vez?’ a ‘¿Cuándo sucederá?’”.
Intel viene a sumarse a un equipo formado por Mobileye y Dephi en agosto con miras a desarrollar un sistema de bajo costo para vehículos autoconducidos que tiene previsto iniciar sus ventas a los fabricantes de autos en el 2019. 
A diferencia de la mayoría de los autos autónomos, la tecnología de conducción automática de ambas empresas depende menos de costosos sensores LIDAR, que hacen rebotar un haz de luz en objetos para evaluar forma y ubicación, y en cambio pone mayor énfasis en cámaras y radares, que son menos costosos. El resultado, dicen ellos, es un sistema más asequible para los fabricantes de autos que carecen de recursos para desarrollar uno propio.