CARGANDO

Hay varias formas de proteger lo hecho en México

Hay varias formas de proteger lo hecho en México

Por GeekCommerce septiembre 24, 2019

Uno de los principales retos que enfrenta la industria textil en México es la competitividad con respecto al mercado global. Así lo recalcó al inicio de este año el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), José Cohen, quien informó del riesgo que supone para el sector nacional la entrada de prendas, telas y productos procedentes de países asiáticos que cuentan con subvaluación y subsidios para entrar en nuestro país.

En concreto, Cohen se refirió a los acuerdos comerciales en el marco del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP-11) con países como Vietnam y Malasia. En su opinión, es necesario elaborar una estrategia para impulsar el empleo y el crecimiento de la industria textil y de confección mexicana, sin que ello suponga un deterioro de la expansión comercial del país.

De acuerdo con los datos más recientes de Canaintex, en México el empleo generado por las empresas textiles creció 0.5 por ciento en enero de 2019 con respecto al mismo mes del año anterior, un sector que genera más de 330 mil empleos directos, de los cuales el 60% corresponde a mano de obra femenina.

Además, Canaintex reportó en febrero de este año que las exportaciones del sector textil aumentaron 2 por ciento en términos reales con respecto al mismo periodo del año anterior.

Lo que significaría que la industria de confecciones sigue siendo vital para México y mantiene la tendencia de crecimiento. Falta robustecer y dar a conocer el trabajo que muchas empresas mexicanas realizan para diseñar y confeccionar prendas.

De hecho, para lograr mantenerse como uno de los líderes textiles a nivel mundial, son especialmente relevantes las empresas que realizan todos los procesos de producción en territorio mexicano y, por lo tanto, emplean a especialistas de todas las ramas industriales de la moda.

A pesar de la experiencia, calidad e innovación de los expertos en moda mexicanos, desde hace algunos años, las importaciones superan a las exportaciones. Esto ha hecho que se desarrollen regulaciones a las importaciones, como una forma de proteger la producción textil nacional.

El tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá o T-MEC que fue firmado en noviembre de 2018 como una revisión al antiguo TLCAN, incluye disposiciones para realizar verificaciones más estrictas en cuanto a las reglas de origen e infracciones aduaneras de los productos textiles. Todo esto como una forma de combatir la subvaluación.

Además de la legislación que permitirá proteger lo hecho en México, tanto en el mercado nacional como en áreas comerciales estratégicas como es la relación con nuestros vecinos del norte, es importante que las empresas nacionales se apoyen entre sí.

Esta fue la idea de fondo de la iniciativa empresarial, que fue auspiciada por instancias públicas en 2016, conocida como Conéctate al Turismo. Gracias a ella, cerca de 18 empresas del sector turístico mexicano decidieron comprar productos hechos en México como almohadas, toallas, sábanas, alfombras, manteles, entre otros, a 60 proveedores del sector textil y de confección nacional.

Como ciudadano y cliente, al apoyar a una empresa mexicana que es económica y socialmente responsable, porque da empleos de calidad a mexicanos y realiza toda su producción dentro de nuestras fronteras, estamos contribuyendo con la economía del país y mostrando que somos, como consumidores, conscientes de la importancia de nuestras decisiones.