La aplicación Tinder es una de las herramientas más populares entre los hombres y mujeres que buscan encontrar una persona con la que mantener tan solo una relación sexual, sin citas previas ni remordimientos posteriores. Sin embargo, hay muchas usuarias que se quejan de los mensajes explícitamente sexuales e incluso agresivos que reciben de buena parte de los hombres. Por eso, un programador informático decidió hackear la aplicación para que los usuarios masculinos probasen de su propia medicina.

Según publica la web ‘The Verge’, manipuló el sistema de contactos de la aplicación para que los hombres en realidad chateasen entre ellos, pero pensando que Tinder funcionaba con normalidad y que conseguirían quedar con alguna de las usuarias.

Para acceder a una conversación, en Tinder es necesario que dos usuarios muestren su deseo a través del botón ‘me gusta’. En el caso de este engaño, el programador estadounidense creó dos perfiles femeninos falsos y, una vez que dos hombres deseaban abrir la conversación, en realidad se producía un intercambio de mensajes entre ellos.

Seguro que tras probar las mieles de la agresividad a través de la aplicación, a más de uno se le han quitado las ganas de mandar mensajes tan explícitos con otras mujeres.

Fuente: Qué! (http://www.que.es/tecnologia/201503261636-hackean-tinder-para-trollear-hombres.html)