Los más viajeros lo saben bien: no es lo mismo volar entre semana en otoño o primavera que hacerlo en pleno verano.
La experiencia indica que llegar con dos o hasta tres horas de antelación siempre es una buena solución, aunque uno realmente no sabe a ciencia cierta el tiempo que transcurre desde que llega al aeródromo hasta que al final toma asiento en el avión.

Los más viajeros lo saben bien: no es lo mismo volar entre semana en otoño o primavera que hacerlo en pleno verano.
La experiencia indica que llegar con dos o hasta tres horas de antelación siempre es una buena solución, aunque uno realmente no sabe a ciencia cierta el tiempo que transcurre desde que llega al aeródromo hasta que al final toma asiento en el avión.

 

Las colas en facturación, el control de seguridad y las largas caminatas que hay que dar en las grandes terminales hacen que volar cuente siempre con ese punto de angustia para los viajeros.
Sin embargo, un sistema basado en la inteligencia artificial podría cambiar para siempre este escenario y mejorar los tiempos de gestión de los aeropuertos.
Beontra, como fue bautizado el software, es un sistema que emplea volúmenes ingentes de información para modelar escenarios en los que se adelantan desde picos de viajeros, hasta el posible impacto de la meteorología en los horarios de los vuelos.
No se desperdicia un solo dato en este sistema de predicción que emplea la inteligencia artificial para adelantar con una gran precisión lo que sucederá en los aeropuertos y de esta manera poder tomar medidas para evitar las largas colas.
La fuente principal de datos que emplea Beontra y que condiciona el grueso de los escenarios es sin duda el histórico de vuelos por ruta.
Por ejemplo: ¿qué retrasos padeció cada vuelo a lo largo de los años? ¿Qué impacto tuvo en estos retrasos la meteorología? ¿Y las huelgas?
Todo es tomado en consideración para adelantar los picos de trabajo con hasta 90 días de antelación.
Este sistema se emplea en cerca de treinta aeropuertos de todo el mundo, informó el diario español El País.
¿Para qué sirve Beontra exactamente y qué beneficios tiene para el viajero? El software predice los escenarios y algunas líneas aéreas han comenzado a compartir con el mismo sus variaciones en los vuelos.
De esta manera, los aeropuertos que emplean este sistema pueden asignar los recursos necesarios por adelantado y así minimizar el impacto de las colas.
Por ejemplo, se puede dotar de más medios a la zona de seguridad si se prevé un aluvión de viajeros en un día en concreto, o asignar las puertas de embarque en consecuencia.
El sistema permite adelantar con gran precisión los tiempos de espera o tránsito por las diferentes zonas del aeropuerto, y de esta manera el viajero puede programar sus viajes con antelación.
Beontra tiene incluso en consideración hasta el perfil de los viajeros (siempre que la aerolínea comparta este dato) para saber de antemano con qué tiempo de antelación suele llegar a la terminal y de esta manera poder modelar los escenarios por adelantado.
El sistema tiene un funcionamiento muy similar al que de las cajas del supermercado: cuando coinciden varios clientes en las mismas, se abren nuevas cajas en tiempo real para evitar las colas.
El aeropuerto neoyorkino Kennedy fue el último en adquirir este software y su responsable de sistemas, Daryl Jameson, lo tiene claro: “El viajero tendrá mejores expectativas y menos ansiedad”.

Fuente: http://m.iprofesional.com/notas/241274-Un-software-quiere-terminar-con-las-esperas-en-los-aeropuertos