En muchas ocasiones, dejamos nuestros dispositivos Apple a los más pequeños de la casa, pero con el miedo de que eliminen alguna aplicación importante, o realicen alguna compra sin nuestro permiso. Apple, para evitar esto, en la configuración posee un control parental llamado “Restricciones”.
Esta configuración de restricciones nos permitirá desactivar ciertas aplicaciones para que evitar el acceso a estas, o simplemente desactiva algunas funcionalidades como las compras. Estas opciones están disponibles tanto en dispositivos iOS como en ordenadores con macOS o OS X, e incluso en el Apple TV. En este artículo te cuento como configurar este control parental.
¿Cómo configurar el control parental en iOS?
Para activar las restricciones en nuestros dispositivos iOS, tanto iPhone, iPad, iPod, deberéis seguir los siguientes pasos:
Abrir Configuración > General > Restricciones

Al acceder a restricciones, debemos “Activar Restricciones”. Se nos requerirá crear una contraseña, que nos será necesaria para realizar modificaciones en el futuro.

Una vez activado, podremos seleccionar ciertas aplicaciones que son las que no queremos que se modifiquen o accedan.

Configuración restricciones iOS Control Parental
Cuando tienes las Restricciones activadas, puede que no veas ciertas apps, características o servicios. Si notas que te falta una app o característica, o no puedes usar un servicio concreto, intenta desactivar las Restricciones.
Cuando ya tenemos las restricciones activadas, nuestros hijos o cualquiera que coja nuestro dispositivo, no podrá instalar o desinstalar aplicaciones, o comprar libros, música o aplicaciones sin nuestro permiso.
Limita el acceso a iTunes en Mac o PC
Aparte de utilizar las restricciones en nuestro iPhone, lo podremos utilizar en nuestro Mac o en un PC con Windows que posea iTunes. Estas restricciones en iTunes impedirán a cualquiera que realice ciertas compras sin nuestro permiso, tanto en libros, aplicaciones o música. Para esto deberemos seguir estos pasos, tanto en un Mac como en un PC:
Abrir iTunes.

Si estamos en Mac, deberemos situarnos en la parte superior de nuestra pantalla y seguir los siguientes pasos: iTunes > Preferencias. Si estas en Windows, en la parte superior de tu pantalla debes seguir estos pasos: Edición > Preferencias.

Una vez estamos en las preferencias de iTunes, en la barra superior seleccionamos “Restricciones”.

Selecciona los ítems que desees desactivar y restringir. Puedes asignar calificaciones a las películas, los programas de televisión y las apps utilizando los menús situados a la derecha de estos ítems. Es decir, que podremos poner una edad mínima para acceder a ciertos contenidos.

Para evitar que se toque esta configuración, pincha sobre el candado de la esquina inferior izquierda. Nos pedirá nuestra clave de administrador, y para modificar deberemos introducirla.

Haz clic en Aceptar para guardar toda esta configuración.

Control Parental macOS
En el Apple TV también podemos usar estas restricciones
Apple también nos ofrece la oportunidad de usar el control parental en nuestro Apple TV, para evitar que nuestros hijos descarguen o compren cierto contenido que puede ser inapropiado. Los pasos que debemos seguir para activarlo, son los siguientes:
En el menú principal del Apple TV ve a Ajustes > General > Restricciones.

Selecciona la opción Restricciones para activarla.

Te pedirá que crees un código de cuatro dígitos para modificar esta configuración en un futuro.

Confirma el código, introduciéndolo nuevamente, y presiona en Aceptar.

En todos los modelos de Apple TV, existen las mismas funcionalidades, que os comentamos a continuación:
Ocultar: Para ocultar apps del menú principal, selecciona esta opción.

Preguntar: Selecciona esta restricción para que se solicite una contraseña de cuatro códigos para comprar o alquilar contenidos, o utilizar una app.

Mostrar o Permitir: Si no deseas proteger mediante contraseña o restringir el acceso a una app o función, selecciona Mostrar o Permitir.

Apple TV 4
Estos son los pasos que debéis seguir par activar el control parental en todos vuestros dispositivos Apple. Con estos, podréis dejar en manos ajenas vuestro iPhone, iPad, Mac… sin tener que preocuparos de que os desinstalen aplicaciones, o se descargue contenido inapropiado.